Adicción a las Compras

La oniomanía o lo que se conoce comúnmente como adicción a las compras, es quizás la adicción más aceptable socialmente.

Las estadísticas indican que en España un 40% de personas pueden hacer compras en exceso sin considerarse una patología, pero de este grupo entre un 15 y 20% puede sufrir una adicción a las compras u oniomanía.  Cifras más conservadoras señalan que en España pueden llegar a 400.000 personas con adicción a las compras en España.

Adicción a Comprar

La edad media de inicio del trastorno se sitúa entre los 20 y 30 años de edad y el curso tiende a ser crónico. Se puede presentar junto con otros trastornos psiquiátricos, tales como trastornos por dependencia de sustancias, trastornos de ansiedad, trastornos del estado de ánimo,  trastornos de la conducta alimentaria y otros trastornos del control de impulsos.

La mayoría de los estudios a nivel global, estiman que en la población general la prevalencia se sitúa entre un 1 % y un 11,3 % y es más común en mujeres que en hombres.

La adicción a las compras es una adicción conductual que implica la compra compulsiva como una forma de sentirse bien a corto plazo y evitar sentimientos negativos, como la ansiedad y la depresión. Algunas personas desarrollan adicción a las compras como una forma de tratar de aumentar su autoestima.

Las personas que se enfrentan con la adicción a las compras generalmente gastan más tiempo y dinero en las compras de lo que pueden pagar, y muchas se enfrentan a problemas económicos como resultado de su gasto excesivo.

La adicción a las compras puede implicar gastos impulsivos y compulsivos, que producen un estado de éxtasis o alegría temporal. Luego de esto, las personas que son adictas a las compras, a menudo se sienten vacías e insatisfechas con sus compras cuando llegan a casa.

Adicciones a las compras

Al igual que con todas las adicciones, lo que diferencia a la adicción a las compras de otros tipos de compras es que el comportamiento se convierte en la principal forma de afrontar el estrés de la persona, hasta el punto en que continúa comprando en exceso, incluso cuando claramente está teniendo un impacto negativo en otras áreas de su vida. Las personas con adicción a las compras se sienten incapaces de detener o incluso controlar sus gastos.

Esta dificultad para controlar el deseo de comprar surge de un patrón de personalidad caracterizada a menudo con bajos niveles en autoestima, tienen dificultades para resistir sus impulsos, son individuos fácilmente influenciables, y a menudo son bondadosos, comprensivos y educados con los demás, a pesar de tener una tendencia a ser solitarios y aislados. Comprar les permite tener contacto con otras personas.

La adicción a las compras siempre responde a un ritual específico y sigue un patrón de pensamientos típicamente adictivo, la planificación de viajes de compras y el acto de compras en sí, a menudo descrito como placentero que provee un alivio de a sentimientos negativos.

Los compradores compulsivos usan las compras como una forma de escapar de los sentimientos negativos, como la depresión, la ansiedad, el aburrimiento y la ira, así como los pensamientos autocríticos, aunque este escape es de corta duración.

Los artículos comprados con frecuencia simplemente se acumulan sin usar. La mayoría compra solo, aunque algunos compran con otros que lo disfrutan. En general, resultará vergonzoso comprar con personas que no comparten este tipo de entusiasmo por comprar.

tratamiento compras compulsivas malaga

¿Por qué se está detectando un crecimiento de la adicción a las compras?

Es muy importante destacar la gran influencia que tienen las nuevas tecnologías en este tipo de adicción, ya que provoca que los distintos mensajes referidos al consumo lleguen a la persona de una forma mucho más rápida. El claro ejemplo es que cuando se desea buscar algo en internet, en pocos segundos se recibe la información que se necesita, pudiendo ser cubierta esa necesidad en cuestión de segundos. 

 

¿Existen diferentes tipos de adicciones a las compras o al gasto?

Hay varios tipos diferentes de adictos a las compras, y son los siguientes:

  • Adictos a las compras compulsivas que compran cuando sienten angustia emocional.
  • Adictos a las compras de trofeos que siempre están comprando el artículo perfecto.
  • Adictos a las compras que quieren la imagen de ser un gran comprador y aman los artículos llamativos.
  • Buscadores de gangas que compran artículos que no necesitan porque están en oferta.
  • Compradores bulímicos que quedan atrapados en un círculo vicioso de compras y devoluciones.
  • Coleccionistas que no se sienten completos a menos que tengan un artículo en cada color o cada pieza de un conjunto.

Signos de un adicto a las compras?

En algunos casos, puede ser difícil saber si usted o un ser querido es adicto a las compras. Muchas personas adoran ir de compras, y muchas personas también gastan demasiado dinero mientras participan en esta actividad.

Es importante tener en cuenta que ir de compras de vez en cuando no significa que eres un adicto a las compras. Sin embargo, hay varios signos y síntomas que muestran los adictos a las compras que siempre llaman la atención.

Los adictos a las compras pueden tratar de ocultar su adicción, y si un ser querido es adicto a las compras, pueden tratar de ocultarlo de su círculo familiar. Si oculta facturas de tarjetas de crédito, bolsas de compras o recibos, puede ser un adicto a las compras.

En algunos casos, los adictos a las compras pueden tratar de ocultar su adicción mintiendo. Por ejemplo, una persona puede admitir que fue de compras, pero puede mentir sobre cuánto gastaron.

Algunos de los otros síntomas que puede notar incluyen:

  • Gastar más de lo que pueden pagar.
  • Ir de compras como reacción a sentirse enojado o deprimido.
  • Comprar como una manera de sentirse menos culpable por una juerga de compras anterior.
  • Dañar las relaciones debido a gastar o comprar demasiado.
  • Perder el control del comportamiento de compra.

Adicción a las compras en la adolescencia

El problema de compras en adolescentes de Málaga o cualquier ciudad es bastante común y está asociado con una amplia gama de problemas del comportamiento. Los síntomas comunes de la adicción a las compras en adolescentes son consistentes con comportamientos adictivos: impulsos para comprar, oportunidades perdidas debido al comportamiento y un efecto calmante de las compras. Los síntomas, además están asociados con angustia psicológica, disforia o depresión y participación en otros comportamientos peligrososy antisociales como, por ejemplo: participación en peleas físicas graves o consumo de alcohol.

Estos hallazgos pueden sugerir que este problema en los adolescentes es parte de una constelación más amplia de comportamientos que pueden coexistir con el abuso de sustancias, como el alcohol, las drogas o la nicotina, por múltiples razones.

Existen factores culturales y ambientales que también pueden contribuir a problemas de compras. Se estima que el adolescente promedio en los Estados Unidos pasa 21 horas por semana mirando televisión. Ver televisión y la publicidad en particular puede aumentar el deseo de comprar, trasmitiendo un mensaje de que los productos pueden resolver todos los problemas personales.  Por otra parte, pueden influir factores biológicos y genéticos como la tendencia a la impulsividad.

Las compras y el abuso de sustancias también pueden estar relacionados con factores sociales o ambientales. Los adolescentes pueden tratar de lidiar con el estrés comprando, usando drogas y alcohol, o fumando. Es común es estos casos la baja autoestima, ya que comprar le puede dar la creación de una persona fantástica de éxito personal y aceptación social. Las compras también pueden sustituir la falta de apoyo emocional por parte del adolescente.

Adicionalmente, los hallazgos de investigaciones recientes sugieren que la adicción a las compras de muchos adolescentes puede considerarse dentro de un espectro de comportamientos adictivos y desinhibidos. Independientemente del mecanismo subyacente puede reflejar una psicopatología más amplia de la adicción. Esto tiene implicaciones para la atención primaria o el entorno escolar, donde podrían implementarse exámenes de detección e intervenciones breves sobre compras y uso de drogas.

Efectos a corto y largo plazo de una adicción a las compras

Los efectos a corto plazo de una adicción a las compras pueden ser positivos. En muchos casos, puede sentirse feliz después de completar un viaje de compras. Sin embargo, estos sentimientos a menudo se mezclan con ansiedad o culpa, y en la mayoría de los casos, la culpa o la ansiedad pueden llevarlo de regreso a la tienda para comprar aún más.

Los efectos a largo plazo de una adicción a las compras pueden variar en intensidad y alcance. Muchos adictos a las compras enfrentan problemas financieros y pueden verse abrumados con deudas.

En algunos casos, simplemente pueden maximizar sus tarjetas de crédito, pero en otros casos, pueden sacar una segunda hipoteca de su casa o cargar las compras a su tarjeta de crédito comercial. También resultan afectadas las relaciones personales, puede terminar divorciándose o distanciarse de sus padres, hijos u otros seres queridos.

¿Cómo frenar el impulso de gastar?

 

El primer paso más efectivo en el tratamiento es identificar por qué y cómo sus compras inicialmente se convirtieron en un problema.

Una estrategia útil es realizar un seguimiento de sus desencadenantes, como las emociones negativas y conflictos familiares, identificar problemas como la ansiedad o soledad. Además de recordar que los bienes y servicios materiales adicionales inicialmente brindan un placer adicional, pero generalmente es temporal. El placer adicional desaparece rápidamente.

También es útil enfatizar la importancia de administrar tarjetas de crédito o deshacerse de ellas. Es un hecho conocido que el uso de efectivo tiende a reducir el gasto excesivo.

Cips Málaga  es un centro especializado en el tratamiento de  salud metal así como adicciones a las compras y otras patologías asociadas. Nuestro centro está ubicado en Málaga y contamos con un excelente equipo profesional compuesto por Psiquiatras y Psicólogos, además de contar con un personal de recepción de primera, ofreciéndoles un ambiente cordial y amable. Contamos con más de 21 años de experiencia que ponemos a disposición de nuestros pacientes.

Solicita tu Cita Previa