fbpx

Alicia Koplowitz muestra su compromiso con la investigación Psiquiátrica Infantil

XIV Jornandas Cientificas-Salud Mental Infanto Juvenil

Doña Alicia Koplowitz, presidenta de la Fundación Alicia Koplowitz, ha entregado hoy ayudas por un importe total de 400.000 euros a ocho proyectos de investigación sobre Psiquiatría y Neurociencias del Niño y el Adolescente y Neuropediatría durante la segunda y última sesión de las XIV Jornadas Científicas, celebradas en el Auditorio Torre de Cristal de la Mutua Madrileña. El diploma acreditativo de las ayudas fue recogido por los investigadores:

Dra. Fátima Valencia Agudo y Marina Romero González. Hospital Sant Joan de Dèu de Barcelona. “First Steps: estudio piloto aleatorizado para la implementación del programa de parentalidad Incredible Years® en preescolares con autismo y retraso del lenguaje en España”. PSIQUIATRÍA.

Dr. José Antonio Piqueras Rodríguez. Universidad Miguel Hernández de Elche. Alicante. “Espectro-TOC: Modelos predictivos de trastornos relacionados con el Trastorno Obsesivo-Compulsivo en adolescentes españoles”. PSIQUIATRÍA.

Dra. Laura Pina Camacho. Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Madrid. “Biomarcadores de estrés oxidativo e inflamación en orina de recién nacidos prematuros extremos: rol predictivo en la aparición de trastornos del espectro del autismo”. PSIQUIATRÍA.

Dra. Esther Calvete Zumalde. Universidad de Deusto. Bilbao. “Creando resiliencia frente a la victimización online en adolescentes mediante el uso de intervenciones inteligentes”. PSIQUIATRÍA.

Dr. Julian Taylor Green. Hospital Nacional de Parapléjicos (SESCAM) de Toledo. “Influencia de los polimorfismos de TRPA1 sobre la prevalencia de dolor y sus características biopsicosociales en niños con lesión medular: identificación de factores genéticos de protección y de riesgo”. NEUROCIENCIAS.

Dra. M. Julia García Fuster. Instituto Universitario de Investigación en Ciencias de la Salud (IUNICS), Universidad de las Islas Baleares. Palma de Mallorca. “Neurobiología de la depresión en la adolescencia: Comparativa de la eficacia de diversos tratamientos antidepresivos en ratas macho y hembra”. NEUROCIENCIAS.

Dr. Francisco Olucha Bordonau. Facultad de Ciencias de la Salud, Universitat Jaume I. Castellón de la Plana. “El balance entre oxitocina y relaxin3 en la configuración de las redes neuronales que subyacen a los trastornos del espectro autista y otras alteraciones de la conducta social”. NEUROCIENCIAS.

Dr. Sergio Aguilera Albesa. Complejo Hospitalario de Navarra. Servicio Navarro de Salud. Pamplona. “Estudio de la epilepsia en edad escolar: dificultades cognitivas del rendimiento académico y biomarcadores pronósticos”. NEUROPEDIATRÍA.

En la edición de este año han optado a las ayudas 74 proyectos de investigación, de los cuales 42 eran de Psiquiatría, 21 de Neurociencias y 11 de Neuropediatría. Tres Tribunales de Evaluación Externos se han encargado de examinarlos y realizar la selección. Las Ayudas a la Investigación están dirigidas a equipos que desarrollen su trabajo en hospitales, universidades o centros de investigación españoles, en colaboración o no con equipos nacionales o extranjeros. Como requisito imprescindible, debe haber un investigador principal español vinculado a uno de esos centros durante los dos años de la duración del proyecto, que será el único receptor de la Ayuda.

La segunda sesión de las XIV Jornadas Científicas se centró en los aspectos más positivos que aportan las nuevas tecnologías a la salud mental infanto-juvenil, especialmente en lo que se refiere al diagnóstico y tratamiento de los trastornos. Incluyó dos mesas, que trataron sobre el uso de las tecnologías de la información (TIC) y la realidad virtual en el screening (cribado) y diagnóstico de trastornos mentales en niños y adolescentes, la primera, y el futuro de las tecnologías de la información en el tratamiento en salud mental en la infancia y la adolescencia, la segunda. El encuentro científico concluyó con una conferencia magistral sobre ‘Mejorando la salud mental de nuestros jóvenes: el papel de las tecnologías de la comunicación y la información’, dictada por la doctora Cristina Botella Arbona.

La primera mesa del día fue compartida por María C. Tejerina-Arreal, doctora en Psicología de la University of Exeter Medical School, St. Lukes’s Campus, de Exeter, Reino Unido, y Amanda Díaz García, doctora en Psicología e investigadora post-doctoral en el Laboratorio de Psicología y Tecnología (LabPsiTec) de la Universitat Jaume I de Castellón de la Plana, que fueron presentadas por la doctora María de Gracia Domínguez Barrera, psiquiatra consultora del Niño y Adolescente en West London NHS Trust de la New York University de Londres, Honorary Clinical Senior Lecturer del Imperial College London de la capital británica y presidenta de la Asociación de Científicos en Salud Mental del Niño y Adolescente – Fundación Alicia Koplowitz.

La doctora Tejerina-Arreal explicó la utilidad del DAWBA (Development and Well-Being Assessment) en el screening (cribado) diagnóstico de trastornos de salud mental en niños de 2 a 17 años. Resaltó, en primer lugar, que “los instrumentos de diagnóstico estandarizados ofrecen la posibilidad de una detección válida y fiable de diferentes trastornos mentales”. Respecto al DAWBA, incidió en que está especialmente diseñado para población infantil y adolescente y que su principal ventaja es que, “como instrumento de identificación diagnóstica, puede agilizar el acceso a tratamiento de esa población, sobre todo en los trastornos de más difícil diagnóstico”. Otro de los aspectos que reseñó es “su utilidad en la evaluación de resultados tras el tratamiento o intervención clínica”. Durante su ponencia, describió también el funcionamiento del DAWBA y revisó los resultados más relevantes de su utilización, tanto en estudios epidemiológicos en población general como en grupos de niños y adolescentes con diagnósticos específicos.

Su compañera de panel, la doctora Díaz García, desarrolló el uso de la realidad virtual, realidad aumentada e internet en el tratamiento de los trastornos emocionales y de la conducta alimentaria. Resaltó, en primer lugar, el considerable incremento que ha tenido en los últimos años el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en los tratamientos psicológicos, con el objetivo de “mejorar el estado de salud de las personas y proporcionar ayuda a todas las que lo necesiten”. La ponente enumeró diferentes sistemas que se han desarrollado, “que van desde internet hasta sistemas altamente inmersivos con realidad virtual o realidad aumentada, con el objetivo de proporcionar herramientas que den solución a los diversos problemas psicológicos”. También presentó algunos de ellos, los que han sido desarrollados y validados por su grupo de investigación, Laboratorio de Psicología y Tecnología (LabPsiTec), y mostró su aplicabilidad en trastornos como las fobias específicas, los trastornos emocionales o los trastornos de la conducta alimentaria.

La última mesa de la XIV edición de las Jornadas Científicas abordó el futuro de las tecnologías de la información en los tratamientos de la salud mental de la infancia y adolescencia. La doctora Concepción López-Soler, jefa de Psicología Pediátrica del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca y profesora vinculada clínica de la Universidad de Murcia, presentó el EMMA-Child (Engaging Media for Mental Health), un sistema de realidad virtual para el tratamiento de las alteraciones psicológicas de la infancia. Un método que, opinó, “supone una gran herramienta para mejorar la exploración de sucesos y experiencias pasadas relacionadas con situaciones estresantes y traumáticas, así como para proporcionar nuevas y gratificantes vivencias”. Destacó, asimismo, el “gran recurso terapéutico” que es su uso en menores con problemas de ansiedad, depresión, duelo y/o estrés postraumático. El motivo es que EMMA-Child permite “realizar la exposición y la elaboración del trauma con menos sufrimiento, aumentando la adherencia al tratamiento y el vínculo terapéutico en menores tutelados que han sufrido traumas complejos y son remitidos a tratamiento en el proyecto PEDIMET (Proyecto de Evaluación, Diagnóstico e Intervención Psicológica en Menores Maltratados Tutelados) de la Región de Murcia”.

Por su parte, María Ángeles Mairena García de la Torre, doctora en Psicología y psicóloga clínica en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, expuso las ventajas de la realidad virtual como mediadora de experiencias que favorecen conductas sociales en niños con TEA (Trastorno del Espectro Autista). “”Las intervenciones basadas en el juego que usan tecnología facilitan la motivación y los procesos de aprendizaje en niños con TEA”, afirmó. Concretamente, indicó que la realidad virtual y los videojuegos de interacción de cuerpo entero “han demostrado utilidad para mediar experiencias que favorecen conductas sociales” en estos menores. Además de revisar la literatura médica más actual, presentó una línea de investigación en la que se están desarrollando videojuegos para mejorar las conductas sociales de menores con TEA de distintos tramos de edades e informó que se está trabajando en la creación de juegos de realidad virtual en contextos naturales para favorecer la generalización de los aprendizajes. Terapias que, según la doctora, “pueden ser beneficiosas para complementar otros tratamientos e intervenciones”.

Fueron moderadas por la doctora Marina Romero González, psiquiatra Infantil y de la Adolescencia de la Unidad de Salud Mental Infanto Juvenil del Hospital Materno Infantil de Málaga e investigadora post-doctoral del Departamento de Neurociencias de la Universidad de Málaga.

La Conferencia Magistral impartida por la doctora Cristina Botella Arbona, catedrática de Tratamientos Psicológicos de la Universidad Jaume I de Castellón de la Plana, puso el punto final a la XIV edición de las Jornadas Científicas de la Fundación Alicia Koplowitz. Tras plantear la “alarmante prevalencia” de distintos trastornos mentales entre los jóvenes y sus importantes repercusiones, como “desarrollo de otras enfermedades incapacitantes graves e importante impacto económico en la sociedad, además de disminución de la calidad de vida y aumento de la vulnerabilidad”, consideró “crucial” su prevención y tratamiento. Especialmente, subrayó, “que numerosos estudios han demostrado que la mayoría de los trastornos psiquiátricos en la edad adulta comienzan en la infancia y la adolescencia”. Motivo por el cual, añadió, es muy importante hacer llegar los tratamientos psicológicos a todas las personas. Y ahí, en su opinión, “las distintas tecnologías de la información y la comunicación, especialmente internet, han demostrado tener una gran capacidad para hacerlo de forma eficaz y eficiente”. La doctora Botella revisó también los avances logrados, los puntos fuertes y las debilidades de este ámbito de investigación y planteó una serie de líneas de trabajo necesarias para “conseguir herramientas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad para nuestros jóvenes que resulten eficaces y sostenibles”, resumió.

Fue presentada por la doctora María Luisa Lázaro García, jefe del Servicio de Psiquiatría y Psicología Infantil y Juvenil del Instituto de Neurociencias del Hospital Clínic de Barcelona, investigadora del Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer y del Centro de Salud Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM) y profesora agregada de la Universidad de Barcelona.

Aparte de las Jornadas Científicas, la Fundación Alicia Koplowitz ha entregado en 2019 seis ayudas para estancias cortas de especialización e investigación en Psiquiatría, Psicología o Neurociencias del Niño y el Adolescente y en Neuropediatría y cinco Becas de Formación Avanzada en Psiquiatría y Psicología del Niño y el Adolescente. Los becados en la primera modalidad realizan su especialización durante entre cuatro y doce meses en universidades y hospitales de Austria, Estados Unidos, Reino Unido y Suecia, mientras que los de la segunda se forman durante dos años en centros hospitalarios de Reino Unido, Estados Unidos y Suecia.

Fondos para el Hospital Gregorio Marañón
Por otra parte, los fondos cedidos por la Fundación Alicia Koplowitz mediante un convenio con la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital Gregorio Marañón han permitido a este hospital la contratación de un Facultativo Especialista de Área a jornada completa, que se ha incorporado al Servicio de Psiquiatría del Niño y del Adolescente con el objetivo de reducir la lista de espera. Ha realizado su actividad en la Unidad de Menores en Riesgo Psíquico (UMERP) y en la consulta externa general de psiquiatría infantil (Hospital Materno Infantil del Hospital General Universitario Gregorio Marañón), con una llamativa reducción en ambas listas de espera con respecto a las previas a dicha contratación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *